domingo, 14 de mayo de 2017

Cualquier persona que te motiva a escribir vale la pena tener cerca. Sin embargo, pase lo que pase, quien te provoca escribir nunca se aleja, ni aunque ya no esté a tu lado. Es un viejo truco conocido, ¿será alguna vez revelado?

No hay comentarios:

Publicar un comentario