martes, 23 de mayo de 2017

Bajo un inmenso cielo

Como bajo un inmenso cielo,
que de infinitos colores veo,
así me siento cuando de tu presencia me rodeo.
En mi día invento una pausa,
le cubro la boca a mis miedos,
y solo oigo tus palabras,
que en mi alma tejen calma.
Con timidez
entrelazo mis dedos
y vuelvo a admirarte,
¡enorme cielo!
una y otra vez,
mientras puedo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario