martes, 28 de febrero de 2017

Quiero

Quiero quedarme a tu lado,
mientras velozmente pasan los años.
Quiero acercar mis pies a tus pasos,
nunca tanto para anclarlos.
Quizás te parezca tonto,
pero quiero verte andar,
seguir,
soñar.
Quiero refugiarme en tu sonrisa y verla a todo iluminar.

lunes, 27 de febrero de 2017

Insomnio

Algunas noches
hay algo que se atraviesa en mí,
algo como esta imperiosa necesidad de escribir.
No sé de dónde viene,
ni cómo llegó hasta aquí.
Sólo sé que sin traer esas palabras a este mundo,
no me dejarán dormir.
No sé a dónde irán,
a quién llegarán,
pero les doy la libertad,
de quizás
a alguien más liberar.

domingo, 26 de febrero de 2017

Recuerdo, olvido y sueño

En mi camino van cayendo,
poco a poco,
una a una,
las hojas de tu recuerdo.
Las advierto y no las piso,
intento y las esquivo,
más luego las levanto y las guardo en mi bolsillo.
Siento el ruido que hacen cuando juegan con mis manos,
y las vuelvo a dejar en el suelo.
Porque sé que aún queda un largo camino,
y no quiero vivir sólo de recuerdos.
Entonces seguiré mi paso que sabrá a olvido,
pero que me dará nuevos sueños.

martes, 14 de febrero de 2017

No existe mal que dure cien horas

Me dí cuenta que en mis peores noches,
en mis momentos más nefastos,
es cuando nace mi creatividad.
Al principio pienso que son mis peores horas,
y más tarde se vuelven mis mejores horas.

sábado, 11 de febrero de 2017

Te quiero

Te quiero, te quiero tanto.
Te quiero, aunque a veces te falto.
Te quiero,
no sé si bien,
pero nunca dudes
que te quiero con todo mi ser.

miércoles, 8 de febrero de 2017

Con mis palabras

Dedicado a mi abuela, Ana Portugal.


Si yo fuera más hábil con las palabras,
me gustaría expresarte muchas cosas,
poder ahondar en tus idiomas.
Te diría que te quiero en inglés,
que con vos siempre es verano en italiano,
lo especial que sos en francés,
y lo bien que me hacés en portugués.

Pero te lo diré como lo sé decir,
en mi lenguaje tan particular,
de enredos,
imprecisión y equívocos;
con el caos,
la indisciplina de mis palabras,
y el desconcierto.
Y yo sé que con tu corazón lo comprenderás,
porque en la calidez de tu mirada así lo siento.